Blog

De la huerta a la mesa

in Eventos y bodas 2 octubre, 2019

Seguro que cuando eras pequeño tenías una fruta que te encantaba y esperabas con ansia que llegara esa época del año en que podías encontrarla con facilidad en cualquier frutería o supermercado, y la pedías sin cesar porque tendrías que esperar hasta el año siguiente para poder volver a disfrutarla

La Granada, por ejemplo era una de esas típicas frutas que las abuelas te desgranaban y preparaban con azúcar o en ensalada y que si no lo hacían ellas, tú pasabas de hacerlo porque su preparación es realmente tediosa, pero que disfrutas como nadie cuando alguien te lo da ya hecho. ¡Vale! Hay quien puede llamarte vago… pero reconoce que no es lo mismo.

Actualmente es posible consumir casi cualquier tipo de producto en cualquier parte del mundo y aunque esto tiene sus ventajas, en cierto modo hace que desaparezca esa ilusión por probar algo limitado en el tiempo o algo típico de un país o región concreto.

Lo cierto es que cultivar de manera refrigerada productos estacionales para poder comercializarlos, afecta a las propiedades y valores nutricionales de dichos productos ya que suelen perderse en el proceso, es por ello que cuando compramos por ejemplo aguacates en febrero, nos parece que no saben a nada.

Tenemos la suerte de vivir en una región muy rica en agricultura donde podemos encontrar casi cualquier tipo de fruta o verdura dependiendo de la época del año, ¡incluso frutas tropicales! Es por ello que es una pena utilizar productos que han recorrido más de 100km para llegar a nuestra mesa, teniendo otros mucho más cerca, cultivados de forma ecológica y mucho más respetuosa con el medio ambiente.

Los llamados productos de KM0 o productos de proximidad garantizan todo el sabor a nuestras comidas a la vez que son mucho más sanos, haciendo que degustar cada plato se convierta en toda una explosión de sabor y experiencia para los sentidos.

El consumo de este tipo de productos favorece el comercio local e incentiva la economía, la agricultura y la ganadería de tu región. Si bien es cierto que no siempre es fácil encontrar este tipo de producto, cada vez son más los mercados y supermercados que empiezan a sumarse a esta iniciativa y a incluirlos en su oferta, así como a identificarlos en sus etiquetas.

En Catering Ibagar nos gusta apostar por lo nuestro y sumado a la cantidad de ventajas que ofrece el uso de productos de proximidad, nosotros intentamos usarlos para la elaboración de todos nuestros platos, porque siendo sinceros, por muy tentador que sea comer melocotón todo el año, como los de Guadix no hay ningunos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *